Lo que es para todos y lo que es para unos cuantos

pagina05Aquéllos que utilizan la escritura para crear algún tipo de convicción e identificación en sus lectores, por lo general, consideran dos niveles de interpretación y comprensión de sus escritos. Se podría decir que esconden un mensaje detrás de su mensaje. El mensaje de adelante, el que aflora, apela a una interpretación y comprensión inmediata y general de las cosas, y está dirigido a todos. El mensaje de atrás, el que se oculta, apela a una interpretación mediata y particular de las cosas, y está dirigida a unos cuantos.

David Lozano Medina

Un escrito puede llegar a determinar pensamientos, voluntades y acciones

pagina04Un escrito, que fue hecho con convicción, y que recoge el conocimiento, la experiencia y la pasión de quien lo escribe, tiene una fuerza oculta que penetra a la mente y al corazón de quien lo lee. Con sutileza, o de una forma directa, puede llegar a determinar pensamientos, voluntades y acciones. A veces, esta influencia es positiva, y hace que el hombre se inspire hacia la paz, otras veces, es negativa, y hace que el hombre se envilezca.

David Lozano Medina

La fe nos ayuda a creer que todo puede ser posible, incluso lo imposible.

pagina03¿Por qué la fe hace que lo imposible sea relativo? ¿Por qué la fe nos permite cuestionar el carácter absoluto de lo que racionalmente, o en nuestro modo de ver, es imposible?

Porque la fe te enseña que el hecho de que no sepas cómo puede suceder algo no significa que no pueda suceder ese algo.

La fe no se abre paso en virtud del conocimiento, en cierta forma, el conocimiento es enemigo de la fe. La fe se sustenta en el misterio, en el hecho de que hay cosas que pueden suceder incluso cuando de acuerdo al alcance de nuestro conocimiento no podemos explicar cómo pueden suceder.

La fe no busca explicar cómo suceden las cosas. La fe da por sentado que muchas cosas pueden suceder a pesar de nuestro conocimiento.

La fe nos ayuda a creer que todo puede ser posible, incluso lo imposible.

David Lozano Medina

Para escribir se necesita convicción en lo que se escribe

pagina02Sea la razón o la emoción lo que nos motive a escribir, tenemos que tener en cuenta lo siguiente: Que para escribir se necesita convicción en lo que se escribe y en la forma como se escribe. Un poema de amor no tendría la fuerza que tiene si es que no sale del corazón del que ama; un tratado de fe no podría llevarnos a Dios si es que no lo escribe un místico, es decir, alguien que ha recorrido la senda de la espiritualidad; y de igual forma, un concepto social o científico no podría ser sustentado en forma lúcida por alguien que primeramente no lo ha interiorizado.

David Lozano Medina

Si uno supera a otro por el camino de la lectura ha demostrado habilidad e inteligencia

pagina01Si uno supera a otro por el camino de la lectura ha demostrado habilidad e inteligencia, porque sólo los hábiles e inteligentes emplean una herramienta tan eficaz para el desarrollo personal. Visión y conocimiento son dos factores importantes para el éxito, el que no los tiene se pierde en la confusión de sus ideas y pensamientos. A la lectura le acompañan la reflexión y meditación, dos prácticas que nos permiten ordenar nuestras ideas, clarificar nuestros pensamientos y apartar las confusiones. La lectura es como esos lentes que nos ayudan a mirar en tres dimensiones una figura, y sin los cuales, todo sería borroso.

David Lozano Medina

Cuando uno escribe quiere expresar algo a alguien, no importa si es un escrito privado o público

pagina05Cuando uno escribe quiere expresar algo a alguien, no importa si es un escrito privado o público, el propósito es llegar a una o más personas con algo que comunicarles. Ese algo puede ser una historia, un poema, un concepto o cualquier otra cosa que se quiera dar a conocer por medio de la escritura. Hay escritos que apelan a nuestra razón, se construyen en función a procesos lógicos que operan de acuerdo a nuestra forma de pensar y de entender las cosas.

Otros escritos apelan a nuestros sentimientos, se construyen en función a nuestras emociones y a lo que sentimos en el momento en que los escribimos o proclamamos.

David Lozano Medina

Si quieres escribir algo genial tendrás que estar inspirado

pagina04Para escribir se necesita concentración, y la concentración sólo la consigues cuando logras enfocar tus pensamientos en un solo propósito. Los pensamientos revueltos bloquean al escritor y la turbación es su mayor enemiga. Si quieres escribir algo genial tendrás que estar inspirado, y para estar inspirado tendrás que dejar que tus sentimientos, y todo tu ser, se identifiquen plenamente con lo que escribes, y qué junto a tus ideas, discurran por ese cauce en el cual el conocimiento fluye sin ningún obstáculo.

David Lozano Medina

Escribir, como en cualquier otro arte, requiere de mucha práctica

pagina03Escribir, como en cualquier otro arte, requiere de mucha práctica. Cuanto más escribes mejor escribes. Para escribir se necesita cultivar algunos hábitos en nuestras vidas, por ejemplo, el hábito de la quietud. Quien puede aquietar su alma y su corazón, puede orientar sus pensamientos y sus ideas hacia lo que quiere transmitir, puede llegar a enfocar todo su ser en una sola dirección, en un solo camino, en el camino del que quiere decir algo a través de la escritura.

David Lozano Medina

Una persona que lee tiene ventaja sobre una que no lo hace

pagina02La lectura nos invita a pensar y a reflexionar en una historia que no podemos evitar sobreponerla a la nuestra, como dos planos tras la luz. Los encuentros y desencuentros de la historia que leemos y de nuestra historia nos advierten sobre lo que tenemos en común y lo que tenemos de diferente con los otros. Esta advertencia nos prepara para la diversidad y para la tolerancia, y consecuentemente, para la renovación y el cambio.

Una persona que lee tiene ventaja sobre una que no lo hace. La que lee constantemente amplía su visión y conocimiento de sí misma y de lo que le rodea, la que no lo hace no y, por lo tanto, se queda rezagada en su comprensión de lo que sucede en el mundo.

 David  Lozano Medina